BUSCADOR

Búsqueda personalizada

viernes, 10 de diciembre de 2010

HISTORIA

LA ÉPOCA DEL DESCUBRIMIENTO

Seboruco: Su Fundación
"Nació de un acto y no de una acta. De aquel acto de Don Enrique Rojas, el de la corta firma de apretadas letras, varón de piedra y calicanto, que puso su vida al servicio de la "poblason" que llenó con su existencia el origen de la parroquia.
Seboruco nació 22 años después de la muerte de Bolívar y en el plan que lleva su nombre el Libertador atisba el horizonte y fija su mirada en el curso del torrentoso Grita. En la otra plaza un árbol corpulento simboliza con su verde la esperanza y con sus raíces la voluntad de firmeza. Con esperanza y firmeza fue el nacimiento de San Pedro de Seboruco, el de la mina de cobre y cuchilla de cristales, que en un tiempo guardaron esmeraldas. Seboruco pueblo trabajador y alegre, la esperanza y la firmeza estaba en tu nacimiento y están en el tu presente." (1)
"Seboruco fundado en tierras que en la Colonia fueron del oficial del Reino Baltasar Artigas y bajo el empeño en 1827 de Don Lorenzo Duque y Don Enrique Rojas, se crea la Primera Comarca para una población de hombres Andinos, que habían vivido la Gesta de la Independencia de América"(2)
 1Tomado del libro Así nació el Municipio San Pedro de Seboruco en 1852
2Tomado de la Revista Proyección Andina. Abril-Mayo 1992. 

ORIGEN Y SIGNIFICADO DE LA PALABRA "SEBORUCO"
"Hasta el día de hoy no se sabe con certeza el verdadero origen de la palabra Seboruco. Destacados Lexicólogos y etimologistas hispanoamericanos y venezolanos, en particular, coinciden en que corresponden a una voz indígena, es por lo tanto, sin dudarlo, un vocablo americanista, pero no han logrado determinar con exactitud a que pueblo o tribu indígena atribuírsela correctamente.
En cuanto se refiere a su significado parece existir consenso que esta palabra proviene de las voces indígenas Ciba o Siba que significa piedra y "Co" suelo (suelo de piedra, o sea pedregal).
Ahondando en este tema el cronista Díaz de Castillo, citado por Gilberto Antolinez en su interesante estudio, a juzgar del Dr. Antonio R. Costa, dice que Seboruco era el nombre dado por una tribu de la Gran Antilla a unas piedras puntiagudas y que se derivaría del idioma aborigen Taino Arawak, en el cual la partícula "ro" tiene el significado de querer, conservándose el mismo significado, visto anteriormente, para el resto del vocablo. En consecuencia Seboruco significaría "SUELO QUE AMA A LAS PIEDRAS".
Para el Dr. Ramón Arellano 1965, en su obra "Seboruco un Municipio del Táchira" dice: esta palabra es usada en Puerto Rico en el sentido de campo y de monte; en Cuba, como piedra o arrecife poroso, en México significa unas rocas muy fuertes y en Venezuela, para darle nombre a una región geográfica del Estado Táchira."(1)
 1Seboruco Bicentenario, Agosto de 1978. Extraído del Libro Seboruco 200 Años.

EN LA REPÚBLICA (1.852)
Los Vecinos del caserío de San Pedro de Seboruco pidieron la erección de aquel en parroquia Civil. Informe de la comisión de la Honorable Cámara Provincial de Mérida-Sello quinto para el año económico de ochocientos cincuenta y unos cincuenta y dos su valor dos reales.
Honorable Diput. Provinc.
Los vecinos del cantón La Grita en los caseríos, de Seboruco. Mamateta y San Diego que suscriben ante la Diputación Provincial nos presentamos, y en uso del derecho de petición, con el respeto y moderación muy debidos, decimos: Con la aquiescencia del Imo. Prelado Diocesano, hemos fabricado una pequeña Iglesia o capilla cita en la mesa que llaman "La Poblason" enteramente central respecto a los caseríos y vecindarios de que hacemos referencia. Al principio solo se trato de la construcción de un cementerio público, pero verificando este trabajo los vecinos pensaron en edificar una capilla, y más luego, y con mayor fervor, como católicos en adelantar la fábrica y que la Iglesia tuviera a San Pedro por titular; y hoy que hasta casa para Cura se ha construido, los vecinos reclaman por la erección de parroquia Eclesiástica y Civil. Con tal objeto nos dirigimos a la Honorable Cámara provincial pues estando sus atribuciones de sus honorables colegas, y persuadidos de que la centralización de parroquias, su erección etc. Donde lo permita la localidad y suficiente número de vecinos es conforme con el progreso moral y material del país, no dudará declararlo así. Ya otra vez se ha dicho lo bastante en una representación que se hizo por un numero considerable de vecinos respetables de esta ciudad sobre la convivencia y utilidad de erección de tres parroquias en la que se contará la de que hablamos, cuyo escrito ha sido elevado por la jefatura pública de este Cantón a la Gobernación de la provincia y creemos que Ha. Dará cuenta, pero si no lo hiciera pedimos se reclame para que obre en el expediente sobre erección de parroquias, porque tal vez no seremos nosotros los vecinos que lo pedimos. Esta representación se hace a consecuencia de la división de este Curato que otros vecinos habían pedido y que más luego muchos de los firmantes mejor instruidos conocieron y confesaron paladinamente que (en esa parte la hoja está destruida).
Esperamos, pues que la Honorable Diputación Provincial, se digne acordar lo conveniente, para la erección de la parroquia de que hablamos, cuya utilidad y bien estar de estos vecinos lo reclaman imperiosamente. Esta parroquia quedará en contacto con el puesto Guamas y puede fijarse sus limites a esta demarcación. De la quebrada el azul por la cordillera del sur, y a la del norte la quebrada de las chorreras de uno al otro lado del río de la Grita al viso de las dos cordilleras de para abajo hasta el centro de las Guamas, quedando en esta área los vecindarios de Seboruco, alto y bajo, parte de Mamateta y todo San Diego con mas de mil habitantes; y si por Lo que respecta a Ecco. el Imo. Sr. Obispo Diocesano objetare que la Iglesia no esta de todo paramentada, el vecindario que representa ofrece desde ahora allanar este inconveniente bien así como de que la renta del párroco puede alcanzar a trescientos pesos. Respecto del nombre que llevará esta parroquia, quisiéramos que fuese el de SAN PEDRO, con cuya advocación, como decimos, se ha construido la Iglesia.
Nuestro reclamo por ahora precisamente ha de presentarse desnudo de documentos que ameriten, porque el Concejo Municipal que pudiera informar, con muy pocas excepciones en los miembros que le componen ha apoyado con el calor la simple división, ya por lo tanto nos reclamamos, sin entrar en otras observaciones; y el Sr. Gobernador también ha desplegado un apoyo y decisión tal que nos hace temer, pero que acaso S. S. Mejor informados, no dudamos que podrá gustoso el "exequeatur" a la resolución de la Honorable Cámara: es cuanto por hora representamos desde la Grita a Veinte de octubre de mil ochocientos cincuentiuno Hono.
Los vecinos del caserío de San Pedro de Seboruco que suscribimos ante Vs. con la moderación y respeto debido representamos. -Hemos resuelto en consonancia con lo dispuesto por el Art.- 77 función 4 de la ley Orgánica de provincias pedir la erección de parroquia civil y etc. del caserío de San Pedro de Seboruco que se comprende dentro de los límites que expresan a saber: Por la parte del Sur las quebradas del sur y las, de Las chorreras que confluyen con el río y de uno a otro lado de este los visos de la serranía hasta las Guamas. Por tanto pedimos a Vs. Se sirva certificar a continuación:
1. Si dentro de los limites referidos se encuentra una población de más de mil almas.
2. Si existe la población material o fundación compuesta de plaza, calles y templo capaz en el llano denominado "La Poblasón", punto céntrico del partido o partidos que encierra la demarcación.
3. En fin: si dista de esta Ciudad a aquel caserío de dos y medio a tres leguas. Conta-do lo demás que crea conveniente explanar el Limo. Cuerpo en obsequio del santo Fin que nos proponemos.
Igualmente suplicamos se digne disponer que pase esta solicitud original al Ve. Sor. Cura y Vic. pa. qe. por su ministerio se haga constar de la misma (está destruida la hoja) La Grita 9 de noviembre da 1.851- Ramón Rojas- Manuel Fernández- Eu-genio Pérez José Clemente Molina-José del Carmen Sambrano.- La Grita, nov. 10 de 1.851-22 y 41-Se elevó esta petición al M.G.C.M. y recibió a lo pernete. Que el Concejo no le consta el numero de habitantes de que se compone ese Partido lo cual informará el V.S. Cura a lo 2 esto y con respecto al informe fue resuelto: que en virtud de haber informado anterior-te a otra representación p.q. se divida el curato de esta ciudad. No cree conveniente la erección de dicha parroquia; esto es una parte del Concejo por q. el presidente con los concejales Nicolás Montoya y Carmen Sambrano están por la erección de dicha parroquia.
El Presidente-Nepno. Moreno (la Hoja está dañada) calles delineadas, casas, habitantes en numero bastante, etc. pero no esta muy satisfecha la comisión en punto a límites por que sobre ello no informa el Concejo. Los representantes manifiestan haber dirigido otra solicitud al Gobor. de la pro. sobre la misma materia que sea conveniente tener a la vista,
Por lo dicho opina la comisión se pida informe al Sor. Gobor. Sobre la conven/cia de erigir en parroquia el vecindario expresado, sobre los que convendría fijar. Y por fin, para que se Sirva enviar el expediente formado en el Gobor. Sobre la materia. Mérida Nov. 27 de 1.851- Quintero- sesión del 27 Aprobado.- Parra Se comunicó al Gobor. El 27 No. 32- Hle. Concejo Municipal. Los vecinos del caserío de San Pedro de Seboruco. Jurisdicción de La Grita que suscribimos Abs. Dirigimos nuestra débil voz en obsequio del buen Publico. Ascendiendo este barrio con lo de San Diego y Carrisal que forman un mismo valle, a mas de mil almas comprensivas desde el cañón del barranco de la Quinta y quebrada de las chorreras, que confluyen en el río grande, visos del salto del valle de San Bartolomé y Limites con Siscatera hasta las Guamas por el Norte y por el Sur la cumbre de Mamateta, Cristales y Carira hasta el Zulia, nos proponemos erigir en parroquia y construimos con tal fin la Iglesia capaz en el llano de La Poblasón, formando plazas y calles. Además obra en nuestro ánimo el adoptar esta medida la poderosa circunstancia de separarnos -de la parroquia matriz a que correspondemos, la instancia de tres leguas hasta la fundación y de diez al caserío el puerto.
Por tanto: usando el derecho que nos concede las Leyes, especialmente la Orgánica de provincias, para solicitar la erección en parroquia (esta dañada la hoja).
Los que suscribimos, vecinos del barrio de Seboruco en uso de la preciosa garantía que no concede La Ley de representar por escrito cuando consideramos; concerniente al bien general. Ante Vs. con la moderación y respeto debido exponemos: con instancia hemos, solicitado la erección de este caserío en parroquia civil; y no menos poderosas son las razones que tenemos para que se erija también en curato a lo Ecco. ; y '¡Ssno., Y no las desconocen; a saber: Que dista la plaza de esta fundación mas de tres leguas de la matriz y más a la de los Ángeles, a que hoy correspondemos, siendo por consiguiente presumible que no podemos estar bien servidos por un sola cura a tiempo que sus atenciones se diseminan en la basta extensión de veinticinco leguas que por lo menos contiene los partidos de Queniquea, el Cobre, La Quebrada, etc. Que el excesivo número de almas que contiene la nueva parroquia de los Ángeles no deja esperanza de progreso a los feligreses que anhelan la conservación del orden, la moral, y la justicia que principalmente están encomendados a los venerables curas, únicos apoyos firme y durantes de todo gobierno, y en fin, que dado caso, que se acuerde la erección de la parroquia civil, es derecho nuestro e incuestionable.
1Tomado del libro Así nació el Municipio San Pedro de Seboruco en 1852

SEBORUCO 1930

Llamado antiguamente San Pedro de Seboruco, este es un Municipio de alta importancia, la cual gravita en la riqueza agrícola y en la mineralogía, pues en relación con la primera es uno de los pueblos del Táchira que figura entre los principales exportadores de café, y con la segunda, en su jurisdicción se encuentran ricos yacimientos de cobre, que le reservan un indudable halagador porvenir; alumbre, albayalde, cristal de roca, petróleo y otras sustancias.
En cuanto a la exportación del cobre, sabemos que los geólogos señores Henry Durucher y Camile Ferrabust, de Des Arte Manufacturers-París y Des Mines Ángeles (Htes-Pyrenees), respectivamente estuvieron allí en visita hace poco tiempo, demostrándose optimistas del resultado de sus investigaciones.
Seboruco fue fundado después del terremoto de 1827, contándose entre sus fundadores a los señores Don Lorenzo Duque y Don Enrique Rojas, propietarios que vivieron en la mitad del siglo.
En la década de los 30, Seboruco contaba con 5525 habitantes, de los cuales 2805 eran varones y 2720 eran hembras.
Seboruco está ubicado a 905 metros sobre el nivel del mar, con una temperatura de 22 grados.
Por equidistar tan solo 5 leguas de la estación de "La Fría" del Gran Ferrocarril del Táchira, su porvenir era muy lisonjero, el día en que se termine el ramal de carretera que se ha ordenado construir hasta este punto.
La carretera que se construyó para la Grita fue el primer paso efectivo que se obtuvo en pro de su mayor adelanto.
El pueblo de Seboruco, capital del Municipio de su mismo nombre, es de muy hermoso y atrayente aspecto, pues rodeado de cerros cultivados, la explanada en que se ha edificado presenta bellísimos aspectos rodeándola en uno de sus costados el silencioso río Grita.
El templo, con adornos estilo Renacimiento, es una belleza original en la Diócesis del Estado y de su Párroco Pbro. Dr. Ramón de la C. Mora.
Integran el Municipio las siguientes Aldeas: La Fría, Las Mesas, Palmarito, Los Cristales, Santa Filomena, Alto del Niño, Santa Clara y San Diego.
Hijos notables de Seboruco son el Doctor Antonio R. Costa, honra del Foro Venezolano, hombre público connotador e instructor de grato recuerdo para la ciudadanía del Táchira, cuando dirigió los rumbos del Liceo "Simón Bolívar" de San Cristóbal; y el Doctor Angel Biaggini que como abogado y hombre público empieza a destacarse con prestigio en las actividades que ejercen en la ciudad capital del Estado.
Entre los del pasado anotamos los nombres del General Pedro Rojas y Pbro. Br. Nieves Rojas, quienes también alcanzaron ocupar las esferas reservadas a los ciudadanos que por sus meritos llegan hasta allá.
Por los años 30 rigieron los destinos de este Municipio el Señor General D. Lupi y tenía como secretario al distinguido ciudadano escritor Grítense Señor Cosme D. Mansilla, el presidente de la junta comunal era el vecino honorable Señor José Vásquez.
1Extraido del libro "El Estado Tachira" 1930 "Album Grafico " Por Humberto Diaz Brantes 

SEBORUCO EN LA ACTUALIDAD

La vieja marcha de la banda "Gremios Unidos" de Seboruco dejó su sonar sobre aquel lugar donde siempre en torrente de amores estaba la cuna de los sueños. El paisaje envuelto de esta esencia búlica y sagrada donde las montañas verdes de muchos árboles y al final azules profundos del color de los andinos. Vive un pueblo de una iglesia con tres blancas torres que desde la distancia sobresalen a la armonía de sus casas con techos de barro y aleros de la esperanza.

Cuando las campanas dejan sus sonidos del llamado de Dios una nube de blancas palomas envuelve de alegría la plaza mayor y Simón Bolívar desde su bronce patinado de un color madera sostiene la proclama de cada alma que recorre con fe el pueblo.

Las palomas vuelan y sobre los portales de sus casonas aún existen zaguanes de piedra, ladrillos antiguos, mosaicos de alfareros con lenguaje de los abuelos y estos patios coloniales que invitan a meditar entre la santidad y la paz, para escuchar leyendas o dejar de pasión alguna canción de la viva presencia de poseer un gentilicio de cada uno de los Seborucenses.

Su origen nacido de las eternas voces criollas "Ciboru" llamado piedra y "Co" suelo de piedras como un monumento de la misma historia de Moisés con sus rocas de Dios que crecieron bajo los rayos del eterno. Seboruco fundado por la voluntad de dos Gritenses Enrique Rojas y Lorenzo Duque en 1778, originarios de familias laboriosas, de labradores y de una confrontación folklórica y social de varias culturas originarias de Europa y América.

Seboruco con el color de la Aldea, con su fiesta de Domingo cuando en sus multicolores encantos abre de luz sus calles y allí sus personajes que son esencias puras de las pinturas de algún maestro de Castilla como arrancadas a las notas de su Himno de Don Eusebio Rojas, la misma que en los viajes de Alemán Bellemán ubicará por su flora, sus minas y con el color profundo de los acontecimientos de la emancipación de su siglo, donde la voz de la libertad estuvo guardada en las cartas de los soldados por los caminos de Venezuela, Perú, Colombia, Panamá, Ecuador y Bolivia. Su fe se llena en el catolicismo y ser devoto a San Pedro el mismo que en los años coloniales tallaran los hermanos escalante de la Grita. Igual que el antiguo altar mayor de la Iglesia, pieza hermosa de la Ebanistería Religiosa considerada como una reliquia del Estado y por ignorancia fue demolido.

Hoy con sentido histórico en sus doscientos veintidós años, Seboruco lleva a su Patrono San Pedro. En efecto un 14 de Mayo de 1869 Monseñor Juan Hilario Bosset, Arzobispo de Mérida elevó a categoría eclesiástica a la Parroquia de Seboruco, la colocó bajo la protección del Apóstol San Pedro. Sin embargo, la tradición reconoce a SANTA ROSA DE LIMA como la patrona del pueblo y en su honor anualmente en cada Agosto-Septiembre se realiza su Feria, donde envuelve los encuentros, la unión de sus hijos y la fiesta se abre de religiosidad, comparsas, reinados, alegrías, marchas, bailes y toros. Mientras el azul se torna en violetas para hacer del encanto la algarabía de la tradición con brindis, romería a la Santa de las Rosas que trajeron de Lima en el Perú y fueron cultivadas en la Aldea Santa Filomena para purificar el espíritu de los pasados mineros y cultivadores de café. Y entre las ondas de las montañas la voz hecha amor de MEDARDA PIÑERO recorrerá por los siglos los portales de sus casas y como un cirio de eterna presencia sus hijos en cada oración pedirán al hacedor por su beatificación para que la Santa de los pobres con su pañuelo blanco y una cesta de pan y limosnas llenen de emblema a los devotos de muchas tierras lejanas que asisten a su encuentro, abriendo caminos hasta Seboruco para encontrar de Amor la majestad de MEDARDA.

Mientras las luces de cada una de sus casas brillan como símbolos por la historia y la tradición de una comarca, y sus calles envueltas con las hojas del otoño entre el amanecer y el azul de la aurora de una Santa llevada algún día al bronce de la verdad.

Los viejos hijos de Seboruco oriundos de toda una presencia hispana, por el color de sus mujeres tan blancas, tan castellana, con azules de sus ojos, con alegría en el alma, raíces de Italianos, Germanos y Españoles.

En un lugar de Seboruco se guardará el corazón de la tierra nueva y eterna. Mientras la semilla viviente de sus moradores hace de la vida el encanto de la misma ciudad nacida de las lozas de piedra y de las ocultas esmeraldas donde siempre el corazón se posesionó del más exquisito aroma de los valles de la comarca de los sueños en el Táchira de Leyendas y tradiciones.

Volver a Seboruco es descubrir siempre un azul intenso entre ocres y sienas para el emblema de la verdadera PAZ. (1)

1Nestor Melani Orozco Finalmente Noi Un, 24 De Agosto Del Año 2000 


YACIMIENTOS DE CEMENTERIO INDÍGENA

En el año 1978 en los meses de octubre y noviembre se efectuó una excavación en Santa Filomena. Este yacimiento ocupaba uno de los primeros lugares en el orden de prioridad del programa de excavación diseñado para la investigación arqueológica en el Estado Táchira.

Antecedentes del yacimiento

Las primeras muestras arqueológicas se localizaron hace unos 12 años. Estas consistieron en restos óseos, material lítico y algunos tiestos.

Ubicación y Características del Yacimiento

El yacimiento se encuentra ubicado en la Aldea Santa Filomena, Municipio Seboruco.

El yacimiento ocupa todo el terreno propiedad del Sr. Antonio Ramírez, cuya extensión se calcula en unos 2500 Mts2. se semeja a un montículo y su característica principal es que toda la capa superficial está constituida por una especie de tejido de conchas de moluscos gasterópodos, tierra y raíces que se prolonga hasta los 30 cms. de profundidad y de allí adelante empiezan a escasear los caracoles.

En los primeros niveles de excava-ción (30 cms) se encuentra gran cantidad de caracoles y raíces formando así una especie de piso que recubre y a la vez se mezcla con los restos óseos que se encuentran a partir de la segunda capa.

En la mayoría de los casos se observó que los difuntos eran colocados sobre una pequeña estructura de piedras grandes de forma irregular que hace las veces de lecho. La distancia de los restos entre sí fue muy variable, la mayor fue de 1.80 mts. En otra zona del mismo terreno se localizaron doce cráneos y huesos de diferentes tamaños, pero sin estructura de piedra y a mayor profundidad. La preservación de los restos óseos es relativamente buena a pesar del tiempo transcurrido; esto quizás se debe a las condiciones climáticas, tipo de suelo y la capa de caracoles que lo recubrió durante todo este tiempo.

ESTRATIGRAFIA

La primera capa de tierra es bastante floja de color negro con abundantes caracoles y raíces (45 cms.)

La segunda capa consiste en una tierra de color rojo, dura y con abun-dantes rocas (40 cms.). La tierra continua de color rojo. dura y con abundantes piedras y luego empieza a tornarse de color amarillo y de mayor dureza (1 mts.)

DESCRIPCION DEL MATERIAL

RESTOS OSEOS

Se destaparon ocho entierros entre los cuales se observó los res-tos de varios niños, constituyendo en algunos casos mayoría, en relación a los adultos.

Sin profundizar el estudio antropométrico, se pudo deducir que tenían una estatura normal (1,60 a1,65 mts.) la mayoría de sexo masculino y los cráneos no presentaban deformaciones físicas a excepción de uno que tiene la mandíbula derecha hundida por tener incrustada una piedra.

La mayoría constituyen los entierros primarios sobre la estructura de piedra (dos ó tres cadáveres en algunos casos), en posición fetal y en dirección norte. Se Localizó un entierro secundario múltiple y consistía en 12 cráneos (aproximadamente) esparcidos a los lados de las vasijas en una especie de semicírculo al alrededor de un cráneo que presentaba unas mandíbulas y un frontal bastante desarrollado.

También localizaron restos óseos de diferentes animales ta-les como huesos de un ave grande, que se presume que correspondan a un gallinaso o comúnmente denominado pisco en la región andina, garra de águila, tenazas de cangrejo y colmillos de ardilla.

Objetos de hueso y concha

Cuentas de diferentes tamaños, redondas hechas de caracol con círculos y perforación al centro. Estas se encontraron en gran cantidad.

Cuentas de diferentes tamaños, cuadradas, de hueso con estrías en forma de cruz y perforación central.

Cuentas redondas confeccionadas con hueso y perforación al centro.

Aguja o lancita pulida de hueso.

Especie de tubo, parte quizás de una flauta o cerbatana pulida.

Material Lítico

Especie de pendiente alargado o dije de un collar con perforación en el extremo superior.

Círculo de bauxita o material similar utilizado como parte de un collar.

Piedra pequeña pulida en forma de lanza.

Piedra redonda pequeña y muy pulida.

El resto consiste en piedras de moler, manos, hachas, martillos, pero todo muy fragmentado.

Material Cerámico

Un tiesto pequeño de color negro

Vasija color marrón rojizo tamaño regular (10.6 cms.) con apliques en espirales especie de serpiente. Cuello abierto y saliente. Base plana.

Una vasija grande de cerámica gruesa de color marrón rojizo con engobe mecánico, cuello abierto y volteado en forma de campana. Decoración de líneas incisas verticales del cuello a la panza. El desgrasante es de piedras picadas y briznas de hierba.

Características Culturales

El grupo indígena que habitó en Santa Filomena fue el de los "Seborucos o Seburucos" diversos historiadores hacen referencia al grupo. Las tribus nombradas Suachicas Suanejos, Venegaráes, Seborucos, Umuquenas Caquetrias. Yeguines y otras menos importantes del Distrito Jáuregui del Estado Táchira (Salas J. 1,956; 11).

''En el extremo oriental del Táchira o sea en la hoya del Río Grita, se encontraban los Venegaras y Seborucos tribus principales y numerosas'', (Jahn 1.973).

Con ellos se hicieron diferentes repartimientos o encomiendas pero sólo en el papel porque según parece en realidad nunca lograron mantenerlos bajo control como era la aspiración de los conquistadores- (Castillo, 1.943). Sin embargo se tienen noticias de la existencia del resguardo de estos indígenas hasta el año 1.980.

La subsistencia básica giraba en torno a la recolección de la caza y la pesca. Recolectaban además de las raíces y frutos en estado silvestre, los caracoles que formaban parte fundamental en su dieta a juzgar por el espesor de la capa que conformaban las conchas de caracol localizadas en la excavación. La caza de pequeños mamíferos, el consumo de aves y la pesca constituyeron la segunda fuente de abastecimiento, mientras que la agricultura si bien la conocían y practicaban, no constituía su alimento básico pues aun era muy incipiente, la evidencia arqueológica en este sentido es muy escasa.

Su organización social es difícil de inferir pero quizás no era tan simple y demostraban un gran respeto hacia los difuntos pues aunque en la mayoría de los entierros no se observa una parafernalia ceremonial complicada. el sólo hecho de erigir lo que hemos denominado "lecho de piedras" nos indica que se preocupa-ban por ubicarlos bien y también se ocuparon de suministrarles alimentos pues se encontraron restos de un ave grande sin cocción, no determinada. asociada con algunos de entierros.

La cerámica resultó bastante escasa (dos vasijas y algunos tiestos) pero debido a la relativa complejidad en cuanto a su elaboración, la hemos calificado en varias oportunidades de intrusiva o producto del trueque, ya que obtener cerámica con tales características debieron haber practicado esta artesanía durante un tiempo prolongado, es decir tener ya una tradición alfarera.

El material que más trabajaron aparte de lítico fue el hueso y la concha. Muestra de ello son las diferentes cuentas de collar, pequeños adornos como pendientes o dijes y las puntas de hueso pulidas que fue posible recuperar. Las que hemos denominado como "cuentas de collar de concha" son las más numerosas, podrían ser considerados como restos de algún tipo de molusco pero realidad no fue posible identificar de cuál de las clases de moluscos allí provenían y generalmente se encontraron asociadas directamente a los restos óseos. No encontraron señas de retoques artificiales en las conchas grandes para convertirlos en artefactos de uso cotidiano, pero sin embargo no se puede descartar la posibilidad de que los utilizaran como instrumentos cortantes en las faenas. El material lítico se encontró muy fragmentado y es decir común de los campesinos de la región que "Los indígenas acos-tumbraban a partirlos para que así otras personas no pudieran utilizarlos''.

Sus instrumentos consistían en hachas líticas, Macanas y es posible que utilizaran cerbatanas.

Las cuevas cercanas las usaron como sitio de habitación o mirador, el grupo habitó durante un tiempo bastante largo en las zonas cercanas al cementerio. Las referencias históricas a las que han hecho alusión al inicio no se refieren necesariamente al grupo que ocupó el yacimiento pues lo consideraron muy anterior esa época, quizás fueron los primeros en llegar al sitio y decidieron instalarse en la zona persistiendo hasta la época indohispana que es cuando son mencionados por los cronistas.

Tentativamente, se ubica a finales del periodo I de la E poca Mesoindia (5.000 A.C. 1.000 A.C) de la cronología de Cruxent y Rouse (l.963).

1Extraído del Boletín del Departamento de Antropología. Petroglifo de la Pede. Enero - Diciembre 1982 Nº 3. Dirección de Cultura y Bellas Artes.

EL CONCEJO MUNICIPAL
El Concejo es la institución que realiza las gestiones para promover toda clase de actividades y prestar servicios públicos que contribuyan a satisfacer las necesidades y aspiraciones de la comunidad. Tales como:
Acueductos, cloacas, drenajes y tratamiento de aguas residuales.
Elaborar y aprobar los planes de desarrollo urbano local, formulados de acuerdo con las normas y procedimientos técnicos establecidos por el Ejecutivo Nacional.
Promoción y fomento de viviendas, parques y jardines, plazas y otros sitios de recreación y deporte, pavimento y vías publicas urbanas.
Espectáculos públicos y publicidad comercial, en cuanto a los interés y fines municipales.
Protección civil y servicios de prevención y lucha.
Cementerios y servicios funerarios.
Actividades e instalaciones culturales y deportivas y de ocupación del tiempo libre.


SÍMBOLOS DEL MUNICIPIO

Escudo del Municipio seboruco
SIMBOLIZACIÓN
"Es obra del destacado pintor Seborucense Álvaro Vitto Pernía, quien plasma, en forma elocuente lo más significativo de nuestro Municipio, desde el punto de vista histórico, económico y cultural.
La simbolización podemos expresarla así:
Es un escudo dividido en cuatro (4) cuarteles paralelos y uno en semicírculo convexo inferior.
Apuntan, en forma señera, en parte superior externa, las cúpulas de las originales tres (3) torres de la Iglesia Parroquial oteando al horizonte y límite de la fe Católica, grandemente mayoritaria de la población Seborusence.
En el cuartel superior derecho del escudo, cielo y tierra concurren para mostrar, el primero, una paloma que en vuelo majestuoso y como símbolo de paz, es mensajera de amor y confraternidad universales. La segunda, cómo, al calor del hogar en la vecindad de pintoresca y alegre casa campestre, donde su mujer y sus hijos proyectan hábitos de entusiasmo y esperanza, un labriego abre en surcos el suelo generoso para plantar allí la semilla que habrá de germinar y convertirse luego en el pan cotidiano al influjo poderoso del trabajo y del sudor que significan.
En el cuartel superior izquierdo en suelo de particular característica, está la piedra porosa milenaria, de especial configuración puntiaguda, que cubre gran parte del territorio regional y da origen etimológico al topónimo de nuestro QUERIDO SEBORUCO; así, esta palabra, según opinión de etimologistas, entre los cuales se encuentra el insigne seborucense Dr. Antonio Rómulo Costa, proviene de la expresión ciba o sibaroco, de idioma aborigen antillano Taino Arawuaka, que se descompone en ciba o siba, equivalente a piedra, "ro", querer y "co" suelo, la cual se traduce en "Suelo que quiere o ama a las piedras", esto es, pedregal o seborucal de esto se refiere que la palabra SEBORUCO (resultado último de la evolución de la estructura original), con la cual se bautizo nuestro Municipio, significa pedregal, seborucal o bien, "suelo o lugar de piedra porosa". A la izquierda, el fuerte, aguerrido y avasallante Indio, de los Cibarocos, Siborucos o Seborucos; éstos desendientes de etnias inmigrantes, fueron los habitantes comunes precolombinos de estas tierras de pedregales o seborucales, por lo que, precisamente, confirmaron tal denominación, además de distinguirse por la habilidad en la talla de seboruco o piedras, lo cual hacían en procura del metal cobre, abundante en minas y yacimientos, hasta ahora apenas incipientemente explorados o explotados.
En el cuartel inferior derecho, una escena de trabajo nos presenta la explotación que otrora rudimentariamente se hacia de ese abundante cobre, el cual, junto con yacimientos de otros materiales como cuarzo y esmeraldas, representas importantes reservas de riquezas naturales, según estudios serios y confiables, de especial significación.
En el cuartel inferior izquierdo se nos apunta dos (2) de las mas importantes actividades del ser humano: El deporte y el estudio. Así, en la parte superior están los cinco (5) aros olímpicos, símbolo mundial del deporte, el cual nuestra juventud seborucense practica con cariño y entusiasmo, en diversas disciplinas. En la parte inferior abierto en el evidente indicativo de que por los derroteros del estudio, Seboruco sigue escalando los mas altos peldaños del progreso cultural, invita a la juventud de todos los tiempos a proseguir en la búsqueda del mejoramiento integral.
En el cuartel inferior convexo, un canasto rustico de mimbre derrama el abundante fruto recolectado, producto del esfuerzo y tesón de los labriegos seborucenses.
Exteriormente, en la parte inferior, una cinta en lazo es símbolo de la fraternal unión que identifica, tanto a parroquianos entre si, como a estos con los pueblos vecinos y en general, con quienes se relaciona el seborucense, siempre acogedor y hospitalario, herencia secular de sus mayores.
A derecha e izquierda, en su parte externa, dos (2) ramas del preciado café nos señala la planta de mayor importancia agrícola de la región, con especial galardón de jerarquía nacional e internacional.

Finalmente, en la parte inferior del escudo, se encuentran las siguientes inscripciones: en la porción derecha de la cinta, fundación 1778; en la izquierda, parroquia civil 1852; debajo, en la derecha, parroquia eclesiástica 1869; en la izquierda, Municipio autónomo 1990, para rememorar en el orden respectivo: La fundación de la primera comunidad organizada que con el paso del tiempo, daría nacimiento a nuestro actual SEBORUCO; la erección de la parroquia civil o Municipio de SAN PEDRO DE SEBORUCO (29-11-1852); la constitución canónica del curato de la Parroquia Eclesiástica del mismo nombre (23-03-1869); la institución del Primer Concejo Municipal y del Alcalde (03-01-1990), al obtener Seboruco la categoría de MUNICIPIO AUTONOMO, como "Unidad Política Primaria", establecida con personalidad jurídica en esta extensión del territorio Venezolano, dentro de la Organización Nacional Vigente."




Caracas 21 de Julio 1991

PABELLON MUNICIPAL
El Pabellón Municipal es obra de entonces Síndico Municipal: Profesor Manuel Antonio Sanchez, misión que fué encomendada por la cámara Municipal, según consta en Acta n° ( de fecha 29 de enero de 1990. Este Pabellón consta de dos colores: El amarillo que simboliza la riqueza existente en el Municipio. El verde: simboliza la grandeza vegetal que cubre la tierra Seborucense. El autor pide modificar este pabellón en sesión celebrada el día 5 de abril de 1991 según acta n° 14, agregándole: en su parte central una rama de caña de azucar y otra de café, entrelazadas en su parte superior. En el centro de este círculo un pico y una pala de los utilizadosen la extraxión de minerales. Queriendo representar con esta figura la riqueza agrícola que tiene el Municipio en estos productos vegetales. Y la riqueza mineral existente en nuestros suelos aún sin explotar. 
  1 Extraído del Libro Discurso de Orden del Dr. Neftalí Duque Méndez. Caracas 1994. 


--------------------------------------------------------------------------------
HIMNO A SEBORUCO
Autor: José Eusebio Rojas C.



CORO
Seboruco oh Patria chica
Pueblo noble de amor fraternal,
Hoy tus hijos cantamos con Gloria;
De belleza es tu suelo inmortal.


PRIMERA ESTROFA
Tus progresos son glorias, son triunfos,
De tus hijos que luchan por ti.
Tus anhelos nos llenan de aliento.
Con orgullo te vemos surgir.
(CORO)


SEGUNDA ESTROFA
Descendientes de nobles guerreros,
Laboriosos en gesta sin par,
Nuestros padres dejaron plasmada,
Su cultura a la posteridad,
(CORO)


TERCERA ESTROFA
Albergar al viajero en su seno
Es constante y feliz realidad;
A la unión y al progreso nos damos
Por la Patria y Libertad.
(CORO Y FIN)

_________________________________________________________________

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada